fbpx

Corrección de Ojeras

La corrección de ojeras es una paso fundamental en nuestro maquillaje.

Una ojera bien o mal corregida puede hacer que nuestro maquillaje nos aporte un aspecto radiante y descansado o por lo contrario una sensación de cansancio, es por ello que esta entrada al blog la vamos a dedicar a la corrección de ojeras.

La piel del contorno de los ojos es muy fina, por lo que es muy fácil que cualquier alteración en nuestro descanso, una mala alimentación o el estrés haga que se dilaten los vasos sanguíneos que hay por debajo de esta zona del rostro.

Muchas veces confundimos las bolsas de los ojos con las ojeras. Ambas se pueden producir por cuestiones genéticas, hereditarias, falta de sueño, cansancio y en el caso de las bolsas pueden producirse por la retención de líquidos.

¿Cómo podemos tratarlas? En el mercado podemos encontrar multitud de contornos de ojos que ayudan a mejorar la zona, dependiendo del tipo de ojera que tengamos podremos ver más o menos resultados con la aplicación de estos productos.

Tipos de ojeras:

  • Azules, se producen por la alteración de la circulación, falta de sueño o estrés.
  • Violetas o rojizas, aparecen por cuestiones genéticas, son más comunes en las pieles claras.
  • Marrones, son hereditarias.

Y ¿Cómo podemos corregirlas con el maquillaje?

El primer paso es preparar la zona, aportándole la hidratación que necesite, habrá rostros que necesiten más hidratación y otros menos, puede ocurrir que aunque tu tipo de piel sea mixta, grasa o normal tenga la zona del contorno de ojos más seco.

Tener la zona bien hidratada hará que los productos que apliquemos después no se cuarteen.

Es importante que antes de aplicar nuestra base de maquillaje hayamos neutralizado nuestras ojeras, para ello tenemos los pre-correctores, dependiendo de la tonalidad de la ojera usaremos uno con un tono salmón o un tono más rosa.

Los pre-correctores los aplicaremos con un pincel o esponja dependiendo de la cobertura que queramos aportar a la zona.

Recomiendo no cargar la zona de producto, cuanto más apliquemos es más probable que se nos cuartee la zona y hagamos que se nos marquen más las líneas de expresión y arrugas.

Comenzaremos a neutralizar la ojera con un pincel empezando de abajo hacia arriba, es decir, empezando justo por donde vemos el cambio de tonalidad entre la ojera y el moflete, así no saturamos la zona de producto.

Una vez neutralizada la zona, aplicamos nuestra base de maquillaje y podemos dar un punto de luz con un corrector iluminador.

Es importante no aplicar el corrector iluminador sin haber neutralizado la zona, ya que además de no corregir la ojera la haremos más evidente dándole una tonalidad gris.

Por último, y siempre y cuando la piel de nuestra ojera no sea seca, podemos aplicar polvos translúcidos para suavizar la zona y hacer que nos dure más tiempo la ojera corregida.

Si tienes dudas de cómo corregir tus ojeras no dudes en pedirnos cita para una Asesoría de Imagen Apolo, en ella veremos cómo tratar la zona, qué productos aplicar y cómo maquillarla.

Publicado en blog, maquillaje de rostroTagged , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *